Ignorante con Stile
Ironia: vaccino senza controindicazioni

¿Quién lo ha visto?


El drama dejó sin palabras a los que recientemente hicieron el trágico descubrimiento. La noticia todavía no se ha difundido a todas partes, pero ya falta poco: el Bibendum – el muñeco de Michelin – que desde años aseguraba una recarga de aire a quien transitaba por la ciudad sede del homónimo establecimiento, ha desaparecido misteriosamente.

“Bib” saluda alegre durante el abastecimiento de aire.

“Bib” saluda alegre durante el abastecimiento de aire.

 

Prestaba su filantrópico servicio cerca de un lavado automático, en las cercanías de un conocido supermercado. Los automovilistas aprovechaban la parada para inflar las ruedas de sus coches, y  quien tenía poca autoestima pasaba por ahí, arrancaba el compresor y se iba inflado como un pavo. Ayudaba, de todas formas. Parece que hasta los frecuentadores de gimnasios lo usaban a falta de anabolizantes: una inflada por cualquier orificio y rápido el físico asumía pinta de digno desinfle. Hace un tiempo, antes de que pasara de  moda, varias señoras se enrizaban el pelo gracias al Bibendum: “Bib”, para los conocidos.

Y ahora, de repente, ¡ha desaparecido! Sin duda la cosa no le gustará a los accionistas franceses de la multinacional, a los que ya les sangra el corazón por la posible desaparición del entero establecimiento, dentro de poco. Si antes habían perdido el apetito por el desagrado, es claro que ahora perderán hasta el sueño. No podemos no ser solidarios con ellos.

 

Porque una cosa es quedarse desempleado, y – digámoslo – al final es una desgracia que podría pasar a tan sólo cuatrocientas familias: ¡qué mas da! Pero quedar huérfanos del Bibendum para una población de miles de habitantes que lo disfrutaba  gratis… es una catástrofe.

Puede ser que alguien pida un rescate. Es posible: si cerrara el establecimiento, todos quisiéramos por lo menos quedarnos con su símbolo, él que “hacía aire”, sin que fueran trivialidades. Un recuerdo tangible.

Puede ser que, tal vez, se haya ido de su propia voluntad, por la vergüenza frente a  las decisiones de la multinacional, o indignado por el gesto de ingratitud de  Michelin después de haber aprovechado durante décadas de miles de obreros, que han garantizado a la empresa ganancias y éxito.

Ante la duda, se ha decidido hacer un llamamiento global: cualquiera lo viera por ahí, lo señale, porfa.

Será suficiente hacer una foto, junto con las dos etiquetas  #BibLostFossano y #Michelin,  y subirla a  Facebook – a este propósito está la página Bib torna a Fossano  – y en Instagram; por lo menos desde la sede de Clermont-Ferrand podrán darse cuenta de lo mucho que nos importa el asunto…

Confiamos en gráficos, creativos, apasionados, fotógrafos, profesionales y amateurs. Pero también en los que operan en el sector de la información, de la comunicación y de los media. En mujeres y hombres de buena voluntad.

Normalmente no pido compartir el artículo: en este caso hago un llamamiento a la sensibilidad y solidaridad de todos. Quien tenga amigos en las redes sociales comparta todo lo que pueda este artículo, por favor, y mayores serán las oportunidades de éxito. Muchas gracias en adelanto.

Si alguien no lo supiera, Michelin anunció que cerrará un entero establecimiento y redimensionará otros en Italia y en el exterior. Cuatrocientas personas (y sus familias) en paro, además de actividades derivadas completamente en quiebra! Esta campaña,  aparentemente goliardesca, nace de acuerdo con unos trabajadores, para subrayar qué tan importante sea no desanimarse… ¡ni desistir!

Traducción por Simone Dalmasso


 

La imagen que acompaña el artículo es una obra de fantasía, con fines meramente informativos .
Ti è piaciuto l'articolo? Puoi condividerlo:
%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: